Generic placeholder image
Generic placeholder image

ABOGADO Y PROCURADOR

¿Por qué estudiar Abogacía en la UCH?

La carrera de Procuración y Abogacía de la UCH te brinda:

  • Título Intermedio de Procurador después de tres años.
  • Sólida formación jurídica con equilibrio entre conocimientos teóricos y práctica profesional.
  • Desarrollo de aptitudes en cuestiones jurídico-empresariales y de gestión pública.
  • Fuerte sentido de responsabilidad profesional.
  • Capacitación de post grado permanente.
  • Profesores con alta experiencia en las distintas Cámaras y Juzgados de la Provincia.
  • Modalidad de cursado presencial y libre.
  • Acceso a bibliotecas jurídicas digitales.


¿Qué se prioriza al estudiar en la UCH?


  • Capacidad para resolver problemas concretos y disputas, desde los diversos frentes que presenta el proceso judicial y sus sistemas alternativos.
  • Disposición para la negociación, como así también la resolución de disputas por medios alternativos al proceso judicial, a través de la mediación. La formación de mediadores recibe un lugar preferente a través de un área especializada.
  • Una concepción ética y sentido de responsabilidad profesional.

  • Alcances del título


  • Asesorar a personas físicas y jurídicas, privadas y públicas, en cuestiones que se presenten a su consideración desde una perspectiva jurídica.
  • Representar y patrocinar a las partes en causas judiciales civiles, comerciales, administrativas, laborales, familia, etc., ante Tribunales de todos los fueros en el ámbito provincial y nacional.
  • Asesorar en todos los niveles de la actividad legislativa (municipal, provincial, nacional e internacional) como así también en cuestiones jurídico-administrativas en todos los niveles de la Administración Pública.
  • Actuar como perito ante organismos privados y públicos interprovinciales e internacionales, en la resolución de conflictos e intereses.
  • Intervenir en toda actividad que requiera conocimiento del Derecho.

  • Ámbito Laboral


    El egresado de la Carrera de Abogacía se encuentra en condiciones de desempeñarse como profesional, tanto en el ámbito público como privado y también en los nuevos espacios globales y virtuales que exigen resolver nuevos problemas. En el ámbito público, el egresado puede desplegar su actividad profesional tanto en reparticiones dependientes del Poder Judicial, como del Poder Ejecutivo y Legislativo, en los niveles nacional, provincial y municipal, en diferentes cargos vinculados con la praxis jurídica, como funcionario, mediador, magistrado y asesor jurídico entre otros. En el ámbito privado, el egresado estará capacitado para asumir distintas funciones: como profesional independiente en el ejercicio de la abogacía y como asesor jurídico de empresas o instituciones privadas, ente otros. Hoy la sociedad exige nuevos perfiles de abogado cuya formación ha estado ausente en la universidad tradicional. Al perfil de abogado litigante se le agregan el abogado con competencia en la negociación para la solución no controversial de los conflictos, el abogado especialista en nuevas formas de legislación relacionadas con el mundo digital, el abogado con competencia en el asesoramiento a entidades intermedias y organismos no gubernamentales entre otros nuevos perfiles. En síntesis, el estudiante de abogacía debe desarrollar las competencias vinculadas con la resolución de problemas propios de su ámbito profesional en el mundo actual. Estas competencias contemplan aspectos relacionados con la capacidad de comunicación, el ejercicio de liderazgo, el manejo apropiado de nuevas tecnologías, el diseño, desarrollo y evaluación de proyectos, la administración eficiente de recursos, entre otras. De esta manera el abogado egresado de la Universidad Champagnat está preparado para asumir eficazmente el compromiso que las necesidades de la comunidad le demanden.


    Descargar Plan de
    Estudios

    Generic placeholder image